El magisterio de la iglesia ha cometido serias equivocaciones en casos similares de “doctrina” asumida como cierta

El magisterio de la iglesia ha cometido serias equivocaciones en casos similares de “doctrina” asumida como cierta

El magisterio de la Iglesia protege la fe de la comunidad contra heregías. Merece nuestro respeto. Pero la historia nos enseña que el magisterio ha cometido, y puede cometer, serios errores de juicio.

Estos errores han sucedido en el contexto del cambio cultural. El magisterio a menudo se ha aferrado a anticuadas y tradicionales opiniones y prácticas que eran neciamente identificadas como la esencia de la fe cristiana.

Es instructivo estudiar algunos ejemplos.

Cuando la banca comenzó en Europa, los banqueros empezaron a pedir intereses sobre prestamos – igual que hoy día. De acuerdo con las leyes del Antiguo Testamento, la Iglesia lo prohibió.

El Segundo Concilio Lateranense (1139 d. C) prescribió que las personas que cobraran intereses “no deberían ser admitidas a los sacramentos”. Y: “en caso de que no se retractaran de su error, se les debería rehusar la sepultura en tierra sagrada.”

El magisterio revocó la prohibición solamente en 1830. Durante los seis siglos anteriores muchos hombres de negocios y sus familias vivieron y murieron fuera de la Iglesia.

 


Hasta 1888 los papas y la curia eclesiástica defendieron la legitimidad de la esclavitud!

La Padres de la Iglesia, sínodos, papas y teólogos mantuvieron que se podría legitimamente ser propietario de esclavos, comprarlos y venderlos.

La Congregación para la Doctrina en Roma, todavía el 20 de Junio de 1866 declaró: “La esclavitud en si misma, considerada como tal en su naturaleza esencial, no es de ningun a manera contraria a la ley natural o a la ley de Dios. Podía haber varios diferentes tratamientos a la esclavitud. ... No es contrario a la ley natural o divina para un esclavo ser comprado, intercambiado o regalado.

 

Obispos católicos, teólogos o activistas que hacían campaña por la abolición fueron estigmatizados como ‘problemáticos’ y ‘hereticos’.



Solamente hasta por lo menos 1854, la enseñanza oficial de la Iglesia era que fuera de la Iglesia no había salvación.

No solamente los papas y teólogos lo proclamaban como una doctrina oficial. Parece que había sido definido por los Concilios de la Iglesia como dogma de fe!

El Concilio de Florencia declaró en 1442 bajo el papa Eugenio IV: “La Santa madre Iglesia Romana ..... cree firmemente, profesa y predica que nadie que permanezca fuera de la Igleisa Católica, no solamente los paganos, pero también aquellos judíos, herejes y cistmáticos, pueden tomar parte en la vida eterna; pero irán al ‘fuego eterno preparado para el demonio y sus ángeles’ (Mt 25,41), a no ser que antes de su muerte sean recibidos dentro de la Iglesia Católica. Por qué la unión con el cuerpo de la Iglesia es de tan gran importancia que los sacramentos de la Iglesia sólo son efectivos para aquellos que permanecen en ella; y ayunos, limosnas y otras obras de misericordia, y así como otras obras de piedad que pueda hacer un cristiano durante su vida merecen recompensa eterna solamente para ellos. Y nadie puede ser salvado, incluso si da su sangre por el nombre de Cristo, a no ser que permanezca en el seno y la unidad de la Iglesia Católica”.

Esta así llamada doctina, ahora revocada por el Concilio Vaticano II, surgió de la total ignorancia de la pluriformidad de las religiones. Ignoraba la experiencia de la gracia de Dios fuera de la Iglesia.

La realidad es que el magisterio ha estado contantemente detras de los tiempos: en el tema de cobrar intereses por los préstamos de capital; en que la tierra da vueltas alrededor del sol; en la evolución de las especies; en la autoría de las sagradas escrituras; respecto de la democracia, sindicatos, libertad religiosa y ecumenismo; hay por lo menos 64 temas. Cualquier realidad moderna que apareciera, Roma primero la condenaba. ¿Acaso no está haciendo lo mismo prohibiendo anticonceptivos, celibato opcional y la ordenación de las mujeres?

“¡¿Cómo podremos nunca confiar en el magisterio de la iglesia?!”

traducida por Ana Maria Arquer



Por que nos atrevemos a desafiar al magisterio de la Iglesia Preguntas más frecuentes Siguiente? Siguiente?
Cambio cultural Los hechos Historia Auténtica lealtad Sentido de la fe
Feminismo? Infalible? Credibilidad? Obediencia? Estamos socavando algo?
Quieres hacernos algunas preguntas? Sugerencias? Observaciones?


This website is maintained by the Wijngaards Institute for Catholic Research.

John Wijngaards Catholic Research

since 11 Jan 2014 . . .

John Wijngaards Catholic Research

¡Gradualmente traduciremos al español todos nuestros documentos!
¡Por favor, ayúdenos! Necesitamos a más voluntarios.