¿MUJERES SACERDOTES? SI!header

Responsive image

ABRIR

SIETE RAZONES

¿RETAR AL PAPA?!

DEBATE

¿POR QUé NO?

Nederlands/Vlaams Deutsch Francais English language Spanish language Portuguese language Catalan Chinese Czech Malayalam Finnish Igbo
Japanese Korean Romanian Malay language Norwegian Swedish Polish Swahili Chichewa Tagalog Urdu
------------------------------------------------------------------------------------
Una correcta interpretación de las Sagradas Escrituras

Reglas para una correcta interpretación de las Sagradas Escrituras

Una correcta interpretación de las Sagradas Escrituras
* el sentido literal
* la forma literaria
* el área pretendida
* racionalizaciones

En siglos pasados los cristianos han cometido flagrantes actos de injusticia, justificando sus acciones con textos bíblicos. Mantuvieron a otros seres humanos como esclavos. Le negaron a las mujeres la totalidad de sus derechos. Favorecieron al rico sobre el pobre. Colonizaron otras razas. Este descenso a prácticas paganas es en verdad muy triste, pero aún más escandaloso es el pretender que se está siguiendo la voluntad de Dios. ¡Cristianos justificando su conducta anticristiana con citas de las Escrituras!

Hay un dicho bien conocido entre los teólogos de que incluso el diablo puede citar las Escrituras (de Mateo 4,6). La historia confirma este peligro. Se han proclamado cientos de herejías y se han cometido miles de errores basándose en textos bíblicos que han sido mal entendidos.

El texto inspirado debe ser leído con cuidado. Dios habla a través de autores humanos y lo que dicen en su nombre sigue todas las reglas del lenguaje humano ordinario. Dios no dice más que lo que el autor humano se propuso decir.

Durante los siglos, la exégesis católica, con la aprobación de las autoridades de la Iglesia, han formulado algunas reglas importantes que nos ayudan a comprender el mensaje inspirado de modo más preciso. Solamente siguiendo estas reglas evitaremos caer en las trampas con las que tantos otros han tropezado.

Reglas exegéticas

1. Debemos determinar qué es lo que el autor humano deseaba decir antes de poder sacar cualquier conclusión acerca de lo que Dios nos dice.

Esta se le llama la regla del sentido literal (no sentido “literalista”). Ha sido respaldada por el Concilio Vaticano II.

2. En muchos textos debemos discernir la enseñanza analizando la forma literaria que el autor sagrado está usando.

Esta regla, que se desprende de la primera, se le conoce como la regla de la forma literaria. También ha sido respaldada por el Concilio Vaticano II.

3. No podemos adjudicarle aseveraciones o dichos al autor bíblico fuera de su área de intención.

La regla del área pretendida por el autor se sigue de las reglas anteriores.

4. Debemos distinguir los enunciados sustanciales del autor, de racionalizaciones y elaboraciones populares en las que expresa sus propias opiniones humanas.

No reconocer las racionalizaciones ha sido causa frecuente de serios malentendidos acerca de la intención del autor bíblico.

John Wijngaards
Traducción: Luisa Elena Calderón Lelo de Larrea


This website is maintained by the Wijngaards Institute for Catholic Research.

John Wijngaards Catholic Research

since 11 Jan 2014 . . .

John Wijngaards Catholic Research

Sírvase mencionar este documento como publicado por www.womenpriests.org!