¿MUJERES SACERDOTES? SI!header

Responsive image

ABRIR

SIETE RAZONES

¿RETAR AL PAPA?!

DEBATE

¿POR QUé NO?

Nederlands/Vlaams Deutsch Francais English language Spanish language Portuguese language Catalan Chinese Czech Malayalam Finnish Igbo
Japanese Korean Romanian Malay language Norwegian Swedish Polish Swahili Chichewa Tagalog Urdu
------------------------------------------------------------------------------------
Hablemos On line Actualidad 130501

Evangelo en Labios de Mujer

Orsy Campos

Hablemos On Line, 13 de mayo de 2001

La tradición religiosa fue rota, y se debe a Zoila Morena Manzanares Rodríguez, la primera sacerdotisa salvadoreña que ordenó la Iglesia Episcopal Anglicana, al hacer la consagración en la homilía del domingo 6 de mayo.

Dentro de la Iglesia Episcopal Anglicana, Zoila Manzanares es la primera mujer nacida en un país latinoameriicano que se ordena como sacerdotisa, un logro que no ha sido muy bien visto por las iglesias conservadoras del país, tanto la católica como algunas protestantes. Ella nació en El Salvador en 1960. Se crió y estudóo en Santa Tecla, en el colegio católico Belén, en donde como cualquier niño recibía la doctrina "católica, apostólica y romana", hasta que un día, una profesora la invitó a congregarse en el templo de San Juan Evangelista, de la Iglesia Episcopal Anglicana de El Salvador. Desde esa vez, el deseo del cambio nació en ella, hasta que logró su mayor anhelo: convertirse en sacerdotisa, un reto que pudo conquistar a pesar de las adversidades con las que se enfrentó, como tener que viajar a Estados Unidos para cumplir su sueño, soportar la discriminación por ser latina y de piel morena y luchar por aprender un nuevo idioma. Ahora ella forma parte de las más de mil mujeres alrededor del mundo que ya son sacerdotisas, y en la diócesis de Los Ángeles trabaja con 350 sacerdotes, de los cuales casi 200 son mujeres. Después de estar fuera del país durante 13 años regresó a su patria temporalmente para visitar a su familia, traer ayuda para los damnificados de los terremotos y para participar desde el altar en la ceremonia religiosa que muchas veces veía desde las bancas de la feligresía.

¿Qué la motivó a estudiar para reverenda?

Bueno, mi inquietud surgió en mí cuando yo estaba pequeña. Yo miraba a las monjas, yo me crié en un colegio católico en Santa Tecla, en el Colegio Belén, y me gustaba el ministerio que tenían las monjas, pero yo creía que una mujer podía ser algo más, un poquito más. Entonces desde ese momento surgieron en mí las ideas de querer ser una persona ordenada para trabajar en los ministerios, y en 1972, cuando ordenaron a la primera mujer en los Estados Unidos, en la Iglesia Anglicana, fue cuando yo pensé y decidí formalmente que podría ser ordenada.

¿Cuál fue la reacción de sus padres?

Mi mamá y mi papá se pusieron completamente felices. Mi papá estaba de acuerdo, siempre y cuando yo terminara primero la universidad, y después yo podía hacer lo que quisiera... De mi familia no hubo ningún tipo de oposición... Ellos eran católicos tradicionales; ahora no, mi familia es episcopal.

¿En dónde recibió su preparación?

Yo me fui a la diócesis de Los Ángeles, Estados Unidos. Ahí comencé mi apostolado, y después me fui hasta Texas para estudiar teología. Cuando terminé mi maestría regresé a Los Ángeles a comenzar mi proceso de ordenación que duró aproximadamente ocho años, y así fue como lo hice.

¿Qué involucraba el proceso de estudios?

Estudios teológicos superiores. El requisito es tener una maestría, estudios de sicología, estudios de sicología pastoral, el idioma porque trabajaba allá. Básicamente era eso.

¿Cuándo recibió la ordenación?

De diácono fue el 28 de junio de 1995 y de sacerdote el 13 de enero de 1996. Relativamente hace poco, pero yo trabajo como un ministro laico con la iglesia desde 1980.

¿Cuál fue su impresión al obtener el sacerdocio?

Fue una emoción extramadamente grande, una gran responsabilidad y un reto continuo, porque el hecho de que estaba ordenada no quiere decir que ya todo estaba resuelto. Era el comienzo del camino.

¿Hasta el momento cuántas mujeres se han ordenado en la Iglesia Episcopal?

Alrededor del mundo quizás un aproximado de mil mujeres, de las cuales 12 mujeres son obispos.

La iglesia episcopal permite el matrimonio a los sacerdotes. ¿Usted es casada o soltera?

Soy soltera.

¿Tiene novio?

Tengo un compromiso sí.

¿Piensa casarse luego?

(Risas) Sí, sí pienso formalizar una relación, pero todavía no sé cuándo. Sólo Dios sabe.

¿Y él de dónde es?

Ahhhh, es de los Estados Unidos, pero yo creo que eso no es lo más importante en el ministerio mi vida amorosa.

¿Hay algún texto bíblico que se oponga a que las mujeres sean sacerdotisas?

Hasta donde yo sé no, no hay un texto que diga la mujer no puede ejercer el sacerdocio. Podría haber algunas cuestiones que la gente podría interpretar, pero eso sería cuestión de interpretación.

La cita bíblica primera de Corintios 14:34*: "Hagan como se hace en todas las iglesias de los santos: que las mujeres estén calladas en las asambleas. No les corresponde tomar la palabra. Que estén sometidas como lo dice también la Ley".¿Sería una base para decir que las mujeres no deben ejercer el sacerdocio?

Por eso le digo: depende de la interpretación, porque si vamos a basarnos en la Biblia, también hay otros versos de la Biblia donde dice que no hay diferencia entre hombre y una mujer, ni un judío de un griego, ni un esclavo de un libre, que todos somos iguales ante los ojos de Dios.

¿Cuáles textos serían?

Yo creo que para citar textos, eso es un poco fanático; normalmente lo hacen las denominaciones, y si nosotros nos ponemos en la lucha de... de llamar textos, de mencionar textos, imagínese lo que nos pasamos, vamos a tener que llamar a la Biblia donde un texto contradice al otro.

¿Considera que la Biblia está escrita con la ideología machista o es la tradición la que se opone al sacerdocio femenino?

Definitivamente el lenguaje bíblico es machista. Quienes escribieron la Biblia fueron hombres, la cultura hebrea era machista, nuestra cultura latinoamericana es machista. Debemos trabajar un poco para liberar la cultura. Si en la creación, cuando Dios hizo al hombre y la mujer no dijo: el hombre va a ser superior o la mujer superior al hombre, sino que los hizo iguales, para que uno fuera complemento del otro. Lo cuestión es que nosotros los humanos, con las denominaciones hacemos las separaciones, en vez de juntarnos y trabajar juntos.

¿Qué consejo le daría a las salvadoreñas que quisieran seguir sus pasos?

Cuando la gente empiece a despertar (nuestro país ha estado dormido en muchos sentidos), yo le diría a las personas, mujeres y hombres, y si son mujeres mejor, que luchen por sus ideales y por sus sueños, que trabajar para el ministerio de Dios es lo más grande que puede haber, no importa si son episcopales, romanas o como se quieran llamar. Si tienen un llamado que sigan adelante.

Historia anglicana

En el año 597, el papa Gregorio I envió a Inglaterra a unos monjes encabezados por Agustín para predicar el evangelio. Aunque según la tradición anglicana en esa región ya conocían el cristianismo. En 1534, cuando era rey de Inglaterra Enrique VIII, en esa nación ya había movimientos de reforma religiosa. Enrique estaba casado con Catalina de Aragón, con quien no tuvo hijos varones. Entonces pidió al papa Clemente VII la anulación de su matrimonio para casarse con Ana Bolena y poder tener un hijo varón, para heredar la corona. El papa le negó la anulación del matrimonio. Entonces Enrique VIII rompió relaciones con Roma y recurrió a los obispos de Inglaterra para lograr sus propósitos. Es entonces cuando nace la Iglesia Anglicana, que siguió fiel al credo apostólico y a la doctrina católica, aunque no se reconoce la autoridad del Vaticano. En América, la Iglesia Anglicana comenzó su apostolado con los exploradores ingleses. Fundaron iglesias en las colonias, sujetas a Inglaterra hasta que los Estados Unidos nacieron, formándose así la Iglesia Episcopal Anglicana de América. En El Salvador las primeras menciones de la Iglesia Anglicana datan de 1931 y se refieren a capellanías que atendían a las misiones diplomáticas y comerciales de Inglaterra; pero fue en 1960 cuando nació la primera congregación episcopal de habla hispana en El Salvador, la que ahora tiene alrededor de 2,000 feligreses.

<


This website is maintained by the Wijngaards Institute for Catholic Research.

John Wijngaards Catholic Research

since 11 Jan 2014 . . .

John Wijngaards Catholic Research

Sírvase mencionar este documento como publicado por www.womenpriests.org!