¿MUJERES SACERDOTES? SI!header

Responsive image

ABRIR

SIETE RAZONES

¿RETAR AL PAPA?!

DEBATE

¿POR QUé NO?

Nederlands/Vlaams Deutsch Francais English language Spanish language Portuguese language Catalan Chinese Czech Malayalam Finnish Igbo
Japanese Korean Romanian Malay language Norwegian Swedish Polish Swahili Chichewa Tagalog Urdu
------------------------------------------------------------------------------------
El secreto examen para ser Obispo

El secreto examen para ser Obispo

BAJO el encabezamiento «sub secreto pontificio», el nuncio del Papa formula un centenar de preguntas sobre el aspirante a prelado. CRÓNICA ha tenido acceso al documento

JOSÉ MANUEL VIDAL

CRONICA, El Mundo, Domingo 3 de noviembre de 2002 - Número 368

Si los informes de los encuestados son favorables, el canditado pasa a formar parte de una terna que el nuncio envía a Roma./ IÑIGO IBÁNEZ
El impreso lleva el escudo de la Nunciatura española, un número de orden con seis dígitos (N. 2099/09) y un encabezamiento donde se lee «Sub secreto pontificio». El documento en cuestión, al que ha tenido acceso CRÓNICA, es el supersecreto examen con el que se califica a los aspirantes a obispo. «El reverendo... ha sido propuesto a la Santa Sede para la función de obispo», reza la introducción. «Le agradecería que tenga a bien responder, de la manera más completa posible, al siguiente cuestionario sobre su persona. Esta consulta quedará para siempre bajo secreto pontificio, que obliga a observar la mayor reserva so pena de pecado mortal. Con el fin de proteger este secreto, le pido que una el presente cuestionario a su respuesta, sin guardar copia alguna». Firmado Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico.

Dividido en 13 apartados, aborda cuestiones tan íntimas como las «discapacidades físicas y síntomas de enfermedades hereditarias» de los aspirantes a la mitra. Inquiere por la «fe (sic), esperanza y amor», las tres virtudes teologales, por la «obediencia, humildad y piedad» y hasta por sus posiciones ante «el sacerdocio de la mujer, la ética sexual y el celibato sacerdotal».

Sólo algunas organizaciones como la Iglesia pueden formular estas preguntas sin atentar contra el derecho a la intimidad o al honor.«Siempre que el cuestionario no se utilice para otra cosa o no se difunda, no hay invasión ilegítima de la intimidad. El procedimiento entra dentro del nivel de autonomía que el artículo 6.1 de la Ley orgánica de Libertad religiosa concede a las confesiones religiosas», explica el catedrático de Derecho Eclesiástico de la Complutense y ex director general de Asuntos Religiosos, Dionisio Llamazares. El cuestionario es remitido por la nunciatura española a media docena de personas de la diócesis que se quiere proveer de obispo y que conocen perfectamente al candidato. Normalmente a clérigos, frailes o monjas, aunque también a algún laico muy comprometido. Si los informes son inmaculadamente favorables, el candidato entra a formar parte de una terna que el Nuncio envía a Roma, donde deberán contar con el placet del cardenal Rouco Varela. Si no, las ternas son desechadas en la Congregación vaticana de obispos, que preside su amigo, el cardenal Giovanni Battista Re.

En teoría, cualquier clérigo puede ser obispo, pero sólo unos cuantos llegan. Todos bien preparados, de edad provecta (más de 50 años), miembros de las curias diocesanas o canónigos, de doctrina segura y con buenos amigos en la elite episcopal española y en la Curia romana. Algunos cardenales y arzobispos en activo tienen el poder de elegir o imponer a sus obispos auxiliares.Al actual obispo de Palencia, monseñor Palmero, le consiguió la mitra el cardenal emérito de Toledo, González Martín, de quien fue secretario durante más de 20 años.

Otras veces funcionan los lobbies. Como el de Valencia, que ha catapultado al episcopado a 19 de sus miembros: Carles, Ureña, Cañizares, Vilaplana, Reig, Gea... La mayoría de las veces, las ternas las decide el cardenal Rouco en base a sus amistades y querencias particulares. En ocasiones es el Nuncio, Monteiro de Castro, el que hace honor a sus atribuciones, sobre todo para cubrir las vacantes de diócesis pequeñas.

En esos casos, el embajador papal envía una carta a sus informantes: «Muy estimado en el Señor: En orden a la provisión de la diócesis de..., mucho le agradecería si tuviera a bien escribir, en el reverso de esta misma hoja, los nombres de posibles candidatos con los que se pueda elaborar una terna para el ministerio episcopal en dicha diócesis, indicando las razones que motivan su presentación».Firmado: Mons. Manuel Monteiro de Castro. Nuncio Apostólico.
PREGUNTAS QUE ROZAN LA INTIMIDAD

Éstas son varias de las preguntas que se remiten a media docena de personas cercanas a los aspirantes a obispos para interrogarles sobre las cualidades del candidato.

1. INFORMACIÓN SOBRE LA PERSONA. Porte externo, capacidad de trabajo, relaciones familiares, discapacidades físicas y eventuales síntomas de enfermedades hereditarias.

2. CUALIDADES HUMANAS. Aptitudes intelectuales, especulativas y prácticas. Temperamento y carácter. Equilibrio interior. Capacidad de juicio. Sentido de la responsabilidad.

3 . FORMACIÓN HUMANA, CRISTIANA Y SACERDOTAL. ¿Da muestras de las siguientes virtudes humanas, cristianas y sacerdotales?: inteligencia, sentido de la justicia, integridad, probidad, objetividad, fe, esperanza, amor, obediencia, humildad, piedad. ¿Celebra diariamente la eucaristía, reza el breviario y ejercita la piedad mariana?

4. COMPORTAMIENTO. ¿Mantiene actitudes éticas? ¿Tiene capacidad de entablar relaciones amistosas? ¿Mantiene relaciones de respeto con las autoridades del Estado?

5. FORMACIÓN Y CAPACIDADES INTELECTUALES . Formación continua en las ciencias eclesiásticas. Conocimiento y sensibilidad hacia los problemas actuales. Conocimiento de otras lenguas. Publicaciones, libros o artículos publicados.

6. ORTODOXIA. Comunión sincera con las enseñanzas del magisterio de la Iglesia. ¿Qué piensa sobre el sacerdocio de la mujer, sobre la ética sexual y, especialmente, sobre la enseñanza de la Humanae Vitae? ¿Cuál es su grado de fidelidad hacia la tradición de la Iglesia? ¿Está comprometido con el Concilio Vaticano II y con las instrucciones papales de él derivadas?

7. DISCIPLINA. Fidelidad y obediencia al santo Padre, a la Sede apostólica y a la jerarquía. Aceptación respetuosa del celibato de los sacerdotes. Observación respetuosa de todas las normas, generales y particulares, del culto y de la celebración eucarística.¿Viste traje talar o similar?

8. CUALIDADES Y EXPERIENCIAS PASTORALES. ¿Qué capacidad y experiencia tiene en el ministerio pastoral? ¿Está preparado y tiene actitudes para tomar la palabra en público? ¿Atiende el confesionario? ¿Suscita vocaciones religiosas? ¿Está comprometido con las misiones, con el ecumenismo y con la formación de los laicos?

9. CUALIDADES DE MANDO. Actitud paternal y de servicio. Capacidad de iniciativa. Actitud para dirigir. Capacidad para estimular a sus colaboradores e integrarlos. Capacidad de análisis y de planificación. ¿Tiene capacidad de diálogo? ¿Se interesa por los problemas de la Iglesia tanto a nivel universal como local?

10. CAPACIDADES ADMINISTRATIVAS. Respeto y buen uso de los bienes de la Iglesia. Habilidad y celo en la administración. Disponibilidad para consultar a los especialistas a la hora de resolver problemas específicos.

11. ESTIMA PÚBLICA. ¿Es apreciado por sus compañeros, por sus fieles y por las autoridades?

12. APRECIACIÓN GLOBAL. A su juicio, ¿reúne las condiciones para ser obispo residencial o auxiliar? ¿A qué tipo de diócesis se adaptaría mejor: urbana, industrial, rural, grande, mediana o pequeña?

13. OTRAS INFORMACIONES. Indique nombres, direcciones y profesión de otras personas (sacerdotes, religiosos o religiosas o laicos) que, por su capacidad de juicio, su imparcialidad y discreción, puedan contestar a este mismo cuestionario.

<


This website is maintained by the Wijngaards Institute for Catholic Research.

John Wijngaards Catholic Research

since 11 Jan 2014 . . .

John Wijngaards Catholic Research

Sírvase mencionar este documento como publicado por www.womenpriests.org!