¿MUJERES SACERDOTES? SI!header

Responsive image

ABRIR

SIETE RAZONES

¿RETAR AL PAPA?!

DEBATE

¿POR QUé NO?

Nederlands/Vlaams Deutsch Francais English language Spanish language Portuguese language Catalan Chinese Czech Malayalam Finnish Igbo
Japanese Korean Romanian Malay language Norwegian Swedish Polish Swahili Chichewa Tagalog Urdu
------------------------------------------------------------------------------------
Las mujeres diáconos

Las mujeres diáconos

Desde los primeros tiempos las mujeres tomaron parte activa en el ministerio de la Iglesia. La naturaleza concreta y las dimensiones exactas de este ministerio no son fáciles de definir, en parte debido a la escasez de documentos históricos, en parte a causa de la variación de estos ministerios en el tiempo y de la variedad de nombres que les fueron atribuidos. Durante los dos primeros siglos, la orden de “las viudas” parece haber englobado lo esencial del compromiso apostólico femenino. El desarrollo y la decadencia del diaconado femenino es una historia complicada.

En razón de nuestro argumento principal, nos concentraremos aquí sobre el hecho innegable de que desde el siglo III hasta al menos el siglo VIII la Iglesia contó con mujeres diáconos muy activas y válidamente ordenadas.

1. La ordenación diaconal conferida a las mujeres era una verdadera ordenación sacramental, idéntica en esencia a la conferida a los hombres.

2. La ordenación de mujeres diáconos fue confirmada por los concilios de la Iglesia.

3. Las tareas cumplidas por las mujeres diáconos eran paralelas a aquellas que atendían sus colegas masculinos, con algunos deberes particulares que manan del lugar de las mujeres en aquel tiempo y de sus necesidades. Estas tareas constituían un ministerio diaconal completo.

4. Los documentos históricos confirman que el diaconado femenino floreció durante varios siglos, en particular en Grecia, Siria y a través las regiones dependientes de Bizancio.

Ya que el diaconado forma parte del sacramento del Orden, se deduce que si las mujeres han podido ser válidamente ordenadas diáconos, podrían ser válidamente ordenadas sacerdotes.

El concilio de Trento proclamó:

“ Si alguno dice que no hay, en la Iglesia católica, una jerarquía instituida por disposición divina, compuesta por obispos, sacerdotes y diáconos, sea anatema” (Denzinger ns 966)

Leer “ mujeres que fueron diaconos” en The Tablet, 8 de mayo de 1999.

Texto de John Wijngaards
Trad. Alicia Mendoza


This website is maintained by the Wijngaards Institute for Catholic Research.

John Wijngaards Catholic Research

since 11 Jan 2014 . . .

John Wijngaards Catholic Research

Sírvase mencionar este documento como publicado por www.womenpriests.org!