¿MUJERES SACERDOTES? SI!header

Responsive image

ABRIR

SIETE RAZONES

¿RETAR AL PAPA?!

DEBATE

¿POR QUé NO?

Nederlands/Vlaams Deutsch Francais English language Spanish language Portuguese language Catalan Chinese Czech Malayalam Finnish Igbo
Japanese Korean Romanian Malay language Norwegian Swedish Polish Swahili Chichewa Tagalog Urdu
------------------------------------------------------------------------------------
Los Padres y el asunto de las Mujeres Sacerdotes

Los Padres y el asunto de las Mujeres Sacerdotes

¿Oposición a las mujeres sacerdotes en las sectas Gnósticas?

¿Cómo juzgar la Tradición?
* Tradición escritural
* Tradición dinámica
* Tradición latente
* Tradición informada

Roma dice lo siguiente: “Unas cuantas sectas herejes en los primeros siglos, especialmente las gnósticas encargaban el ejercicio del ministerio sacerdotal a las mujeres: esta innovación fue inmediatamente notada y condenada por los Padres quienes lo consideraban inaceptable en la Iglesia.” Inter Insigniores, § 6.

Roma menciona cinco fuentes. “Sabemos de ellas únicamente a través de la severa desaprobación que se hace de las mismas:

  1. St Irenaeus en su Adversus Haereses 1, 13, 2: PG 7, 580-581;
    Respuesta: Un escrutinio de este pasaje muestra que Irenaeus describe los ritos del Gnóstico Marcos en gran detalle, incluyendo una sección en la cual las mujeres actúan como sacerdotes. Irenaeus obviamente rechaza el Gnosticismo, pero en ninguna parte rechaza explícitamente la idea de mujeres ordenadas en forma válida en la Iglesia Católica.
  2. Tertullian in De Praescriptione Haereticorum, 41, 5;
    Respuesta: Tertullian de hecho condena la práctica de ordenar mujeres entre herejes y también en otros lugares expresa su oposición a las mujeres sacerdotes. Pero esta oposición claramente se basa en sus prejuicios contra las mujeres.
  3. Firmilian de Caesarea en una carta a San Cyprian, Epist., 75: CSEL 3, pp. 817-818;
    Respuesta: Firmilian describe a una mujer que considera ‘poseída por un demonio’, quien ofrecía misa y administraba bautismo Su preocupación es si ese bautismo es valido , no la ordenación de mujer.
  4. Origen en un comentario sobre la Primera Carta a los Corintios, Fragmentum in I Cor. 74, en el Diario de Estudios Geológicos 10 (1909), pp.41-42;
    Respuesta: No he podido encontrar este texto. Sin embargo, Origen puede no ser considerado un testigo fiel de la tradición en este asunto. Como discípulo de Platón y Aristóteles él consideraba a la mujer inferior por naturaleza. Influenciado como estaba por los escritos semi Agnósticos, consideraba todos los asuntos como malos o manchados. Todo lo que tenía que ver con el sexo, aun las oraciones de una pareja Cristiana antes de la relación sexual es ‘no adecuada’ (En Lev. Hom. 8, 12, 4; Fragm. en 1 Cor. 34). Origen se autocastró y aseguraba que el Espíritu Santo abandonaba la pareja durante la relación sexual (En Num. Hom. 6, 288). Los resultados de su forma de pensar pueden ser vistos en San Agustín.
  5. y especialmente por San Epifanio en su Panarion 49, 2-3; 78, 23; 79, 2-4: vol. 2, GCS 31, pp.243-244; vol. 3. GCS 37, pp.473, 477-479.” Epifanio rechaza la ordenación de mujeres al sacerdocio con los siguientes argumentos:

Conclusión: Irenaeus no analiza el asunto de la ordenación de mujeres como tal. Entre los Padres mencionados solo Epifanio argumenta el caso contra las ‘mujeres sacerdotes’ en forma explícita. Sus argumentos no resisten un escrutinio.

¿No importan los prejuicios?

Roma afirma: “Es cierto que en los escritos de los Padres uno encontrará la innegable influencia de prejuicios desfavorables a las mujeres, pero sin embargo, se debe notar que estos prejuicios casi no tienen influencia en su actividad pastoral, y menos aun en su dirección espiritual.” Inter Insigniores, § 6.

Respuesta: Roma elude totalmente el punto. Obviamente, los Padres de la Iglesia no excluían totalmente a las mujeres de su actividad pastoral y ministerio espiritual. Pueden incluso en ocasiones haber sido amables tolerantes y generosos hacia ellas. El punto es que en la opinión general de los Padres las mujeres no podían ser consideradas para ordenación:

  1. porque como criaturas inferiores ‘por naturaleza y por ley’ , no se les podía confiar la responsabilidad del sacerdocio;
  2. porque pensaban que el castigo por el pecado de Eva mantenía a las mujeres en sujeción permanente;
  3. porque debido a sus periodos mensuales las mujeres a menudo eran ritualmente sucias.

Tal prejuicio no puede mostrarse en detalle que era la de todos los Padres de la Iglesia en sus tres manifestaciones a menudo por falta de evidencia documental y por falta de ocasiones cuando surgían los prejuicios. Los prejuicios eran parte de la cultura aceptada y las estructuras sociales que no necesitaban ser expresados en su totalidad. Sin embargo, siempre existían los prejuicios y funcionaban como el mayor impedimento contra el promover las mujeres para el sacerdocio.

Ambrosiaster (4to Siglo. AD) habló por todos ellos cuando dijo:

“ Las mujeres deben cubrirse la cabeza por no son la imagen de Dios. Deben hacer esto como muestra de su sujeción a la autoridad y porque el pecado llega al mundo a través de ellas. Deben cubrir las cabezas en la iglesia a fin de honrar al obispo. De la misma manera no tienen autoridad para hablar debido a que el obispo es el representante de Cristo. Deben actuar así delante del Obispo como delante de Cristo, el juez, dado que el obispo es el representante del señor. Debido al pecado original deben mostrarse sumisas. ¿Cómo puede alguien decir que las mujeres son a semejanza de Dios cuando se puede demostrar que está sujeta al dominio del hombre y no tiene ninguna clase de autoridad? Por eso no puede enseñar ni ser testigo en una corte ni tener la ciudadanía ni ser juez y tampoco puede ejercer dominio. .” En 1 Corintios 14, 34.

¿Que hay acerca de San Crisóstomo?

Roma dice que por lo menos San Crisóstomo no era parcializado. Estas son sus palabras exactas: “San Juan Crisóstomo, por su parte, cuando comentaba sobre el capítulo veintiuno de Juan, entendió bien que la exclusión de las mujeres del oficio pastoral encomendado a Pedro no se basaba en ninguna incapacidad natural dado que él dice, ‘aun la mayoría de hombres ha sido excluida por Jesús de esta inmensa tarea.’ De Sacerdotio 2, 2: PC 48, 663.

Esta ciertamente es una sorprendente interpretación! Dado que Crisóstomo dice justo lo contrario. La tarea del sacerdocio es tan demandante, dice el que no hay mujer que pueda cumplirla. “Porque todas aquellas cosas que he mencionado pueden ser fácilmente cumplidas por muchos aun aquellos que están bajo autoridad, mujeres así como hombres; pero cuando a uno se le requiera que presida sobre la Iglesia y se le confía el cuidado de tantas almas, todo el sexo femenino se debe retirar ante la magnitud de la tarea, y también la mayoría de los hombres.” El aumento que la tarea es demasiado grande también para la mayoría de los hombres no es consuelo alguno. ‘Queda corto al decir todo el sexo femenino’ . ¿Por qué? Porque son inferiores por naturaleza! Lea todo el pasaje en su contexto.

Las verdaderas ideas de San Crisóstomo acerca de las mujeres se expresan como siguen:

Notificación, La enseñanza de San Crisóstomo falla de muchas maneras. Contradice la significación inspirada de la historia de Génesis y los pasajes de Pablo en 1 Corintios 14,34-35 y 1 Timoteo 2,11-15 . Presume la inferioridad adscrita a las mujeres en la Filosofía Griega y en la Ley Romana . Para él las mujeres eran inferiores por naturaleza, por ley y por castigo de Dios.

Con tales deficientes ideas culturales y religiosas en sí como podría Crisóstomo imaginarse siquiera que las mujeres podían ser ordenadas Sacerdotes?

La así llamada ‘tradición’ de no ordenar a las mujeres en los inicios de la Iglesia no es una Tradición verdadera en absoluto. Es una práctica debida a prejuicios sociales, culturales y religiosos.

John Wijngaards

Traducción: Lola de Varas

Lea también ‘Elementos Patrísticos hacia una antropología teológica de la mujer como ser humano y de la mujer en su diferencia del hombre’, , por Constantinos Yokarinis, Discurso en Varsovia 1996.


This website is maintained by the Wijngaards Institute for Catholic Research.

John Wijngaards Catholic Research

since 11 Jan 2014 . . .

John Wijngaards Catholic Research

Sírvase mencionar este documento como publicado por www.womenpriests.org!