¿MUJERES SACERDOTES? SI!header

Responsive image

ABRIR

SIETE RAZONES

¿RETAR AL PAPA?!

DEBATE

¿POR QUé NO?

Nederlands/Vlaams Deutsch Francais English language Spanish language Portuguese language Catalan Chinese Czech Malayalam Finnish Igbo
Japanese Korean Romanian Malay language Norwegian Swedish Polish Swahili Chichewa Tagalog Urdu
------------------------------------------------------------------------------------
La tradición latente a lo largo de los siglos que implicó la posibilidad de que las mujeres sean ordenadas para el sacerdocio.

La tradición latente a lo largo de los siglos que implicó la posibilidad de que las mujeres sean ordenadas para el sacerdocio

¿Cómo juzgar la Tradición?
* Tradición escritural
* Tradición dinámica
* Tradición latente
* Tradición informada

La Iglesia siempre ha creído que su verdadera Tradición no se expresa en su totalidad en declaraciones externas o prácticas. La tradición también contiene “el evangelio que no fue escrito por nuestro Señor, sino enseñado verbalmente e implantado en los corazones de la gente, y parte de los cuales fue escrito por los evangelistas posteriormente, aunque mucho fue simplemente confiado a los corazones de los fieles” (Joseph Ratzinger, ‘De la Interpretación del Decreto Tridentino sobre la tradición’, en Revelación y Tradición, por K. Rahner and J. Ratzinger, Burns & Oates, London 1966, pp. 50-68.) Esta Tradición se la conoce como ‘el Evangelio en el Corazón’.

Es mi argumento que a través de los siglos los Católicos han sabido en su Corazón y en la médula de sus huesos que las mujeres son iguales ante Dios y que no puede haber una objeción fundamente hacia la ordenación de las mujeres al sacerdocio. Esta convicción interna fue el ‘sensus fidelium’, el sentido Cristiano de la fe, la mente de la Iglesia: Ecclesiae Catholicae sensus, o algunas veces consensus Ecclesiae, recordando que en estas ultimas expresiones ‘Iglesia’ representa toda la comunidad de creyentes

Es importante notar aquí respecto a la Tradición Latente:

  • Tal verdad interna no puede ser reconocida explícitamente durante largo tiempo. El Cardenal Newman lo llamó realidad y permanencia del conocimiento interno como distinto de confesión explícita. “La Ausencia o ausencia parcial o lo incompleto de declaraciones dogmáticas no es prueba de la ausencia de impresiones o juicios implícitos en la mente de la Iglesia. Aun pueden pasar siglos sin la expresión formal de una verdad que durante tiempo ha sido la vida secreta de millones de almas creyentes.”
  • La verdad interior pasa por el desarrollo típico de una semilla viviente. “La tradición es viva porque es llevada por mentes vivientes-mentes que viven en el tiempo. Estas mentes encaran problemas o adquieren recursos en el tiempo que los lleva a crear una Tradición, o la verdad que contiene con las reacciones y características de una cosa viva: adaptación reacción, crecimiento y fructificación. La tradición es viva porque reside en las mentes que viven según estas en una historia que comprende actividad, problemas, dudas, oposición, nuevas contribuciones y preguntas que requieren respuestas” (Johann Möhler).
  • La tradición es la creciente comprensión de la Iglesia. Su papel en la Iglesia es similar a la que juega la comprensión en la vida de una persona: comprensión y memoria, medida de identidad, instinto de lo que es adecuado, presencia y expresión de personalidad. Esta comprensión, sin embargo, es especial, porque la comprensión viene de Cristo. Tiene información que la ha recibido como un depósito.

Lea más sobre esto en Tradición Latente!

Cuando examinamos la historia de la Iglesia – nuestra historia como comunidad creyente de Cristo--, descubrimos bajo la oposición cultural contra las mujeres sacerdotes, una constante comprensión que contradice las ideas sociales y culturales sancionadas oficialmente. Esta comprensión de la capacidad de las mujeres para las Ordenes Sagradas se ha manifestado de diversas maneras:

  1. A lo largo de los siglos los creyentes han tenido una devoción a María como sacerdote. En forma intuitiva vieron, con su ‘Sentido Católico’, que María compartió en el Sacerdocio de Jesús mas que los demás. Implícitamente contenía la convicción fuerte pero a menudo no expresada que María, aunque es una mujer pudo haber sido fácilmente ordenada sacerdote como cualquier hombre. En ocasiones esta convicción se expresa en forma explícita. Vealo aqui en esta página web
  2. Han existido casos aislados de mujeres que han sido ordenadas sacerdotes, especialmente en el Sur de Italia ‘Como historiador de la antigüedad Cristiana, necesito recalcar que la tradición de los primeros cinco a seis centurias no ha sido tan unánime en condenar el sacerdocio femenino como se sostiene’ [George Otranto; lea El Artículo de Otranto con una introducción por Dr. Mary Ann Rossi o (en una forma abreviada) Discurso de Otranto].
  3. Durante muchos siglos Santa María Magdalena fue venerada como una mujer santa que había dado sermones (algo que se presumía que era el privilegio de los sacerdotes) y quien incluso había enseñado a los apóstoles la doctrina correcta cuando se desviaron.
  4. Todos los sacramentos se administran en el nombre de Cristo. Pero las mujeres administran tanto el sacramento del bautismo como el matrimonio.
  5. A través de los siglos mujeres sobresalientes han testificado su conocimiento de su igualdad en Cristo, implicando también una participación total en el sacerdocio sacramental de Cristo.

Traducción: Lola de Varas


This website is maintained by the Wijngaards Institute for Catholic Research.

John Wijngaards Catholic Research

since 11 Jan 2014 . . .

John Wijngaards Catholic Research

Sírvase mencionar este documento como publicado por www.womenpriests.org!