Las Mujeres fueron consideradas Criaturas Inferiores

Las Mujeres fueron consideradas Criaturas Inferiores

A través de la historia de la Iglesia las mujeres han sido consideradas inferiores por naturaleza y por ley

¿Cómo juzgar la Tradición?
* Tradición escritural
* Tradición dinámica
* Tradición latente
* Tradición informada

La filosofía griega que fue adoptada por los cristianos sostuvo que la mujer era inferior al hombre por naturaleza.

La ley romana, la cual se convirtió en la base para las leyes de la Iglesia, concedió a las mujeres un estatus social bajo. Las mujeres no disfrutaban de igualdad de derechos en sus casas ni en la sociedad civil.

Algunos padres de la Iglesia relacionaron este supuesto estatus inferior con los textos de las Escrituras: sólo el hombre, dijeron, fue creado a imagen de Dios. Además, Pablo había prohibido a las mujeres enseñar en la Iglesia.

Ordenes eclesiásticas del primer milenio muestran vestigios de sus creencias en la inferioridad de la mujer.

Los teólogos también copiaron esta línea de pensamiento, integrando en sus razonamientos teológicos los puntos de vista contrarios a las mujeres de griegos y romanos.

Los abogados de la Iglesia formularon la Ley de la Iglesia basándose en la ley romana y en las declaraciones negativas de los padres de la Iglesia y los consejos eclesiásticos locales.

Conociendo estos antecedentes, no deberíamos sorprendernos de que la gran mayoría de los Padres, abogados canónicos, teólogos y líderes de la Iglesia opinaran que esta "criatura inferior" no podía ser ordenada sacerdote.

Las mujeres son" inferiores por naturaleza" según Platón y Aristóteles

Según Platón (427 - 327 BC), las mujeres son resultado de una degeneración física del ser humano. "Son sólo los varones los que han sido creados directamente de los dioses y reciben el alma. Aquellos que viven honradamente retornan a las estrellas, pero aquellos que son cobardes o viven sin justicia pueden haber adquirido, con razón, la naturaleza de la mujer en su segunda generación".

Aristóteles (384 - 322 BC) consideró a las mujeres seres humanos defectuosos.

  • Las mujeres eran varones estériles. "La hembra, ya que es deficiente en calor natural, es incapaz de preparar su fluido menstrual al punto del refinamiento, en el cual se convierte en semen (es decir, semilla). Por lo tanto, su única contribución al embrión es su materia, un campo en el cual pueda crecer. Su incapacidad para producir semen es su deficiencia".
  • La razón por la que un hombre domina en sociedad es su inteligencia superior. Sólo el hombre es un ser humano completo. "La relación entre el varón y la hembra es por naturaleza aquella en la que el hombre ostenta una posición superior, la mujer más baja; el hombre dirige y la mujer es dirigida".

La ley romana atribuyó a la mujer un estatus muy bajo

De acuerdo a la ley de la familia romana, el marido era señor y maestro absoluto.

  • La mujer era propiedad del marido y estaba completamente sujeta a sus disposiciones.
  • Él podía castigarla de cualquier forma que deseara.
  • En cuanto a las propiedades familiares, la mujer no era dueña de nada. Cualquier cosa que ella o los niños heredaran pertenecía al marido, incluyendo también la dote que ella aportaba al matrimonio.

En la ley civil romana los derechos de la mujer estaban también muy limitados. Las razones dadas en la ley romana para restringir los derechos de la mujer eran descritas como la "debilidad de su sexo" o la "estupidez de su sexo". El contexto hace ver claramente que el problema no radicaba en la debilidad física de la mujer sino en lo que era percibido como su carencia de un juicio digno de confianza y su incapacidad de pensar lógicamente.

  • Las mujeres no podían ejercer ningún cargo público.
  • Las mujeres no podían actuar en persona en juicios, hacer contratos, ser testigos, etc.
  • Las mujeres eran metidas en el mismo grupo que los menores, esclavos, criminales convictos y personas sordomudas; es decir, con gente cuyo juicio no era de confianza.

Para detalles y referencias, leer Los derechos de las mujeres según la ley romana.

Los Padres de la Iglesia vieron a las mujeres como seres inferiores

La reinante tradición de romanos y helenistas vio la sociedad distribuida en estratos de más y menos evolucionados seres humanos. Las mujeres eran inferiores a los hombres por naturaleza. No deberíamos sorprendernos de que esto haya influenciado fuertemente el juicio de los Padres de la Iglesia.

El estatus inferior de la mujer fue simplemente aceptado.

  • "Tanto la naturaleza como la ley colocan a la mujer en una condición subordinada al hombre" Ireneo, fragmento nº 32.
  • "Es cosa del orden natural entre la gente que las mujeres sirvan a sus maridos y los hijos a sus padres, porque la justicia de esto consiste en el principio de que el menor sirve al más grande... Ésta es la justicia natural de que cerebro más débil sirve al más fuerte. Ésta es por lo tanto la justicia evidente de que en las relaciones entre esclavos y sus maestros, aquellos que sobresalen en razón, aventajen en poder" Agustín, Cuestiones del Heptateuch, Libro I, * 153.
  • "No puede dudarse, de que está más en consonancia con el orden de la naturaleza que los hombres gobiernen sobre las mujeres, antes que las mujeres sobre los hombres. Este es el principio ante el cual es apostol dice: "Mujeres, someteos a vuestros maridos" También el apóstol Pedro dice: "Incluso como Sara obedeció a Abraham, llamándole Señor" Agustín, Sobre la concupiscencia, Libro I, capítulo 10.
  • El apóstol quiere que las mujeres, que son manifiestamente inferiores, estén sin falta, para que la Iglesia de Dios sea pura. Ambrosio, De Timoteo 3, 11.
  • ¿Quiénes son los que enseñan semejantes cosas aparte de las mujeres? En verdad, las mujeres son una raza débil, no digna de confianza y de inteligencia mediocre. De nuevo vemos que el diablo sabe cómo hacer que las mujeres vomiten enseñanzas ridículas, tal y como tuvo éxito haciéndolo en el caso de Quintilla, Maxima y Priscilla". Epifanio, Panarion 79, *1.

La confirmación del estatus inferior de la mujer fue basada a menudo en la creencia de que sólo el hombre, no la mujer, fue hecho a imagen de Dios.

  • "Tú, mujer, destrozaste tan fácilmente la imagen de Dios, el hombre" Tertuliano, De Cultu Feminarum, libro 1, capítulo 1.
  • ¿Cómo hubiera fallado Dios en hacer tales concesiones a los hombres, más que a las mujeres, ya sea pretextando una mayor intimidad, al ser el hombre "su propia imagen" o con el fin de una fatiga más dura? Pero si nada de esto ha sido concedido al hombre, mucho menos a la mujer" Tertuliano, Sobre los Velos de las Vírgenes, capítulo 10.
  • "Las mujeres deben cubrirse sus cabezas porque ellas no son la imagen de Dios... ¿Cómo puede nadie sostener que la mujer es semejanza de Dios si ella es sujeto de dominio del hombre y no tiene ninguna forma de autoridad? Ya que ella no puede enseñar ni ser testigo en un juicio, ni ejercitar su ciudadanía ni ser juez, entonces ciertamente no puede ejercer dominación" Ambrosiaster, Sobre 1 Corintios 14, 34.

Los Padres también aceptaron la visión de Aristóteles de que el padre, como un ser humano completo, contribuye con la semilla, mientras que la madre no es más que la tierra en la que la semilla crece.

Primeras órdenes de la Iglesia y condición inferior de la mujer

Los prejuicios acerca la inferioridad de la mujer están también reflejados en algunas de las reglas establecidas para las mujeres en la práctica de la Iglesia.

  • "Si el hombre es la cabeza de la mujer" y él es en el inicio ordenado para el sacerdocio, no es solamente para revocar el orden de la creación, y dejar el principal para venir a la parte extrema del cuerpo. Porque la mujer es el cuerpo del hombre, tomado de su lado, y sujeto a él, de quien ella fue separada para la procreación de los hijos. Porque dice Él: El gobernará sobre ti" Porque la parte principal de la mujer es el hombre, que es su cabeza. Pero si en las anteriores constituciones nosotros no les hemos permitido enseñar, ¿Cómo les permitirá nadie, contrariamente a la naturaleza, ejercer el oficio de sacerdote? Porque esta es una de las prácticas del ateismo gentil, ordenar mujeres sacerdotes a las diosas mujeres, no una de las constituciones de Cristo. Porque si el bautismo fuera a ser administrado por mujeres, ciertamente nuestro Señor hubiera sido bautizado por su propia madre, y no por Juan; o cuando Él nos envió a bautizar, hubiera mandado también a las mujeres junto a nosotros para ese propósito. Pero Él no nos ha encomendado, ya sea por constitución o por escrito, una cosa semejante; conociendo el orden de la naturaleza y la decencia de la acción; siendo el Creador de la naturaleza y el Legislador de la constitución" Constituciones Apostólicas III, nº 9
  • El mismo texto es mencionado en la Statuta Ecclesiae Antiqua, capítulo 41 que fue bien conocido en la Edad Media.
  • "A las mujeres no se les permite hablar durante la Divina Liturgia; sino, según la palabra del Apóstol Pablo, "que ellas estén calladas. Porque no está permitido que ellas hablen, sino que estén subyugadas, como la ley dice. Pero si ellas desean aprender algo, permíteles preguntar a sus propios maridos en casa" Consejo de Trullo, canon 70.

Los teólogos aceptaron la inferioridad de la mujer

Los teólogos de la Edad Media, que aceptaron la filosofía griega, la ley romana, la enseñanza de los Padres y los Cánones de la Iglesia como válidas fuentes para sus razonamientos, heredaron los prejuicios acerca de la inferioridad de la mujer.

  • A causa de tres razones se dice que el hombre es una imagen de Dios y no la mujer. Primero de todo: Tanto como hay un solo Dios y de Él todas las cosas provienen, así un hombre fue creado desde el principio del cual todos los otros provienen. Por lo tanto, hasta este punto, Él tiene una similitud con Dios, a saber, que como todo procedió de este único Dios, así todos los otros seres humanos procedieron de este único hombre. En segundo lugar, al igual que la Iglesia nació de Cristo mientras agonizaba en la cruz, agua y sangre mediante los que se representan los sacramentos de la Iglesia, por los cuales subsiste y tiene su origen la Iglesia y se convierte en la esposa de Cristo, así, de igual manera, de Adán nació su esposa, mientras dormía en el Paraíso y se le tomó una costilla a partir de la cual se formó a Eva. En tercer lugar, al igual que Cristo es cabeza de la Iglesia y la gobierna, el marido es el amo de su esposa y la organiza y la gobierna . Y por estas tres razones se dice que el hombre está hecho a semejanza de Dios y no la mujer y por lo tanto el hombre no debe ser como la mujer un símbolo de sometimiento sino un símbolo de libertad y preeminencia. Sin embargo, en cuarto lugar se dice que tanto el hombre como la mujer están hechos a imagen de Dios, donde se dice "Hagamos al hombre" esto es "hagámoslo a nuestra imagen y semejanza" , esto es que participe de la divina esencia mediante la razón, el intelecto, la memoria, el genio... esto se dice acerca del hombre y de la mujer. Hugguccio, Summa, C. 33, qu. 5, ch. 13.
  • "Las mujeres no pueden tener responsabilidades públicas... Las mujeres no pueden ejercer ningún trabajo... La Naturaleza creó a las mujeres para el fin único de concebir hijos ... El hombre es a imagen de Dios...El vientre es el terreno donde germina la simiente...etc." Johannes Teutonicus, Apparatus, passim.
  • "Las mujeres no pueden tener responsabilidades masculinas. Esto se aplica incluso a las mujeres nobles y abadesas... Dieciocho razones por las que las mujeres son peores que los hombres..." Henrick de Sergusio, Comentaría, I fol.173r,204v.
  • " Las mujeres no están capacitadas para recibir las Órdenes porque Ordenarse está reservado para los miembros perfectos de la Iglesia ya que se da para distribuir la Gracia a otros hombres. Pero las mujeres no son miembros perfectos de la Iglesia, sólo los hombres lo son." " Añadiremos que las mujeres no están hechas a imagen de Dios, sólo los hombres lo están." Guido de Baysio, Rosarium, c.27, qu.1, ch.23.
  • "Es lógico que la mujer no tenga el poder de las Llaves porque no está hecha a imagen de Dios y que sólo las tenga el hombre que es la Gloria e Imagen de Dios. Es por esto que una mujer debe estar sometida al hombre y ser su esclava y no al revés." Anthony de Butrio, Comentaría, II, fol.89r.

Tomás de Aquino siguió a Aristóteles al atribuir la concepción de una mujer a un defecto de una semilla concreta. El semen masculino trata de producir un ser humano completo, un hombre, pero a veces no lo logra y entonces origina una mujer. Una mujer es, por lo tanto, un mas occasionatus, un fracaso masculino. Tampoco está totalmente creada a imagen de Dios.

  • "Vis-a-vis [ visto como originado por ] la natura particularis [ i.e. la acción del semen masculino ], una hembra es deficiente y originada sin intención . Pues el poder activo del semen siempre busca el crear a un individuo como él mismo, masculino. Así que si se produce una hembra, esto debe ser porque el semen es débil o porque el material [proporcionado por la progenitora] no es apropiado, o por la acción de algún agente externo como los vientos del sur que tornan la atmósfera húmeda. Pero Vis-a-vis [ visto como originado por ] natura universalis la mujer no es creada accidentalmente sino que el propósito de la Naturaleza es el trabajo de reproducción. Y la intención de la Naturaleza viene de Dios que es su autor. Esta es la razón por la que cuando creó la Naturaleza hizo no sólo al hombre, también a la mujer." Summa Theologiae, 1, qu.92, art.1,r.
  • "Por tanto, incluso aunque sehiciera a una mujer objeto de todo lo que se hace al conferir las órdenes, no recibiría las Ordenes puestoque un sacramento es un signo, no sólo los rituales sino el significado se requiere en toda acción sacramental:en la Extremaunción se requiere un enfermo para significar la necesidad de sanación. Según esto, no es posible para el sexo femenino significar superioridad, rango, ya que la mujer está en un estado de sometimiento y de esto se sigue que no puede recibir las Ordenes." Summa Theologiae, qu.39,art. 1.

El Derecho Canónico, las leyes de la iglesia, cimentó la idea de la inferioridad de la mujer

Especialmente por medio del Decretum Gratiani (1140 d.C.) que pasó a ser una de las leyes de la iglesia en 1234d.C. una parte vital del Corpus Iuris Canonici que estuvo vigente hasta 1916.

El Corpus Iuris Canonici (1234 - 1916) cimentó la idea de la inferioridad de la mujer:

  • Según un principio del código civil, ninguna mujer puede desempeñar un cargo público. De acuerdo con el código eclesiástico, las mujeres se encuentran igualmente excluidas (barred) de desarrollar cargos y funciones "espirituales"
  • "Por lo tanto, una mujer no puede recibir ordenación religiosa. Si la recibiere, tal ordenación no revestirá un caracter sagrado..."
  • "Ninguna mujer, independientemente de lo piadosa (pía) que sea, puede predicar o enseñar...."
  • "La mujer está supeditada a su marido, pero el marido no está supeditado a la mujer. El marido puede castigar a su esposa. La esposa está obligada a seguir a su esposo a donde quiera que éste decida fijar su residencia" "La mujer debe mostrarse más modesta que el hombre"
  • "El comportamiento temeroso está en mayor medida justificado en una mujer que en un hombre. La mujer que haya sido excomulgada, queda dispensada de viajar a Roma para obtener la absolución."

L’Abbé, Droit Canon, Paris 1859, vol 2, col. 75

El Codex Iuris Canonici, promulgado en 1916, contiene los siguientes cánones sustentados en la supuesta inferioridad de las mujeres:

  • "La mujer que no esté legítimamente separada de su esposo, mantiene(retiene) automáticamente el domicilio de su esposo." Canon 93, § 1
  • "Únicamente los clérigos de sexo masculino poseen el derecho a legislar en la jurisdicción eclesiástica(...poseen el poder de ordenar o de jurisdicción eclesiástica) o a obtener beneficios y pensiones eclesiásticas" Canon 118
  • "[ En lo referido a fraternidades u organizaciones religiosas establecidas para desarrollar obras caritativas o devocionales}, las mujeres sólo podrán formar parte de las mismas, con el propósito de obtener las indulgencias y gracias espirituales concedidas a los miembros masculinos. (no podrán ser miembros de las mismas, salvo que obtengan indulgencias y gracias espirituales concedidas también a los miembros masculinos de dicha organizaciones). Canon 709, § 2
  • "Sólo los varones bautizados pueden ser ordenados sacerdotes" Canon 968, § 1 l
  • "{En el proceso de canonización} cualquier feligrés puede solicitar que un caso sea investigado... Los hombres podrán actuar ellos mismos o por medio de un procurador designado adecuadamente; las mujeres sólo mediante procurador" Canon 2004 § 1.

El nuevo código canónico (1983) muestra algunas mejoras referentes al status de las mujeres dentro de la Iglesia. La discriminación en razón del sexo es eliminada en aquello que tiene relación con el domicilio (c. 104), el lugar del matrimonio (c. 1115) o el entierro (c. 1177). Además:

  • Las mujeres podrán desempeñar funciones de juez asesor en los tribunales (c. 1421, § 2)
  • Las mujeres pueden obtener autorización para predicar en las iglesias. (c.766).
  • Las mujeres pueden estar a cargo de labores pastorales en comunidades locales. (c. 517, § 2)

Sin embargo, la discriminación continúa en otras áreas:

  • "Sólo recibirán ordenación sacerdotal efectiva los varones bautizados" Canon 1024.
  • Esto supone, para las mujeres, la exclusión de la posibilidad de gobernar la Iglesia. "En consonancia con lo que la ley prescribe, aquellos que han sido ordenados sacerdotalmente pueden acceder al gobierno de la Iglesia, dicho gobierno, creado por institución divina, es también denominado poder jurisdiccional (judicativo)." Canon 129, § 1
  • "Sólo los religiosos varones pueden obtener los oficios requeridos para el ejercicio del poder de ordenar o el poder de la jurisdicción" Canon 274, § 1.

Conclusión

Es un hecho que algunos sacerdotes, abogados canónicos, teólogos y líderes de la Iglesia sostenían una opinión desfavorable a que las mujeres pudieran ser ordenadas sacerdotes.

Es innegable que esta opinión se sostenía y se sostiene en el prejuicio de que las mujeres son inferiores.

Resulta claro que este prejuicio social y cultural invalida sus consideraciones a propósito de la idoneidad de las mujeres para la ordenación sacerdotal.

Texto de John Wijngaards
Trad. Xavier Arana

¡Se consideraba que las mujeres estaban bajo castigo por causa del pecado!


This website is maintained by the Wijngaards Institute for Catholic Research.

John Wijngaards Catholic Research

since 11 Jan 2014 . . .

John Wijngaards Catholic Research

Sírvase mencionar este documento como publicado por www.womenpriests.org!